Tecnología y Ministerio – La importancia de una audiencia

Introducción

Antes de entrar al tema de las redes sociales, es importante tratar el concepto de una “audiencia”. 

El término “audiencia” viene del mundo del mercado. Sin embargo, es un concepto sumamente importante cuando se trata del uso de la tecnología para un impacto ministerial mayor.  Cuanto más conozca acerca de sus audiencias, más podrá servirlas o alcanzarlas con la tecnología.

Una audiencia se define como un grupo de personas con características similares.

Los ministerios de una iglesia comúnmente se dividen entre estos grupos: hombres, mujeres, familias, niños, ancianos, etc.  Pero, hay dos problemas comunes cuando tratamos de audiencias adentro y afuera iglesia:

  1. No las conocemos bien. Tenemos ideas superficiales de sus gustos, disgustos, sueños, metas, temores, inquietudes, preguntas, interacciones diarias y lo demás. 
  2. No conocemos mucho acerca de sus hábitos digitales.

Todo este desconocimiento impide la comunicación con estas audiencias por la tecnología.

Investigando audiencias a profundidad

Para poder acercarnos a nuestras audiencias con la tecnología es importante hacer una investigación profunda. Este trabajo requiere tiempo y un deseo profundo para conocer bien a sus pueblos, adentro y afuera de la iglesia. Sólo usted puede determinar ¿cuantos “estudios” completará?  De nuevo, el impacto es mayor si usted conoce bien a sus audiencias.

¿Qué se estudia?

Hay tres tipos de información que deseamos recaudar acerca de cada audiencia:

  1. Información demográfica
  2. Hábitos digitales y gustos
  3. Mapa de empatía

Yo recomendaría iniciar con los grupos de personas que ya están en la iglesia.  Usted recogerá mucha valiosa información para mejor servir a este grupo.  Adicionalmente, si las audiencias internas se parecen a los grupos externos que usted desea alcanzar, entonces la información tendrá un doble beneficio.

Para recaudar esta información, tendrá que hacer algunas pequeñas encuestas con distintos grupos, ya sea mujeres, hombres, jóvenes, etc. Para este ejemplo escogeremos al grupo de mujeres en nuestra iglesia.

Asegure a su audiencia que la información no incluirá datos personales y que todas las estadísticas se recopilarán al nivel del grupo total y no individual.  Además, usted conocerá mejor si algunas preguntas no funcionarán para su entorno.  A final de cuentas, usted debe determinar cuales preguntas quiere hacer a su audiencia. 

Datos demográficos

Primero que todo, debe recopilar información demográfica básica:

  1. Edad
  2. Género (si es una audiencia mixta)
  3. Estado civil
  4. Hijos o no hijos, ¿cuántos y edades?
  5. Tipo de vivienda (apartamento, casa, # de habitaciones)
  6. Estrato donde vive
  7. Tipo de trabajo, carrera o profesión
  8. Ingresos promedios
  9. Medio de transporte (auto, colectivo, metro, otro)

Hábitos digitales y gustos

Después de los datos demográficos básicos, ahora queremos recopilar información acerca de los hábitos digitales de este grupo.  ¿Dónde se congrega en línea? ¿Cuáles son algunos de sus intereses y a donde acuden en el mundo digital para buscar información acerca de esos intereses?

Debe contestar las siguientes preguntas acerca de su audiencia:

  1. ¿Cuáles son sus blogs favoritos?
  2. ¿Cuáles son sus grupos de Facebook favoritos?
  3. ¿Cuáles son sus canales de YouTube favoritos?
  4. ¿Cuál es su red social favorita?
  5. ¿Cuáles son sus libros / autores favoritos?
  6. ¿Cuál es su periódico favorito?
  7. ¿Cuáles son sus sitios web favoritos?

Mapa de empatía

Un mapa de empatía es un ejercicio que nos ayuda a “caminar en los zapatos de nuestra audiencia”.  Nos ayuda a indagar acerca de sus opiniones, influencias, y su estado emocional y psicológico.

La forma ideal de hacer este trabajo es escuchar a una persona describir su día, casi hora por hora y hacer preguntas aclaratorias.  Pero, si no tiene voluntarios, entonces puede imaginarse las respuestas de un miembro de su audiencia a las siguientes preguntas.

Se busca la siguiente información:

El mundo externo

  1. ¿Qué ve? Aquí se destacan los encuentros visuales que tiene la persona en su barrio, en su trabajo, o en su hogar. ¿Qué están haciendo las personas alrededor de ella, en el barrio, o trabajo?
  2. ¿Qué oye? Aquí se destacan los encuentros auditivos.  ¿Qué dicen sus amigos, su jefe, o sus vecinos? ¿Cuáles voces de influencia está escuchando cada día?
  3. ¿Qué dice y hace? Aquí se destacan los encuentros declarativos y de comportamiento. ¿Cuáles conversaciones tiene? ¿Qué dice? ¿Cual es su actitud o comportamiento en diferentes escenarios?

El mundo interno

  1. ¿Que piensa y siente? Aquí se destaca el mundo de preguntas, inquietudes, y aspiraciones que tiene la persona. ¿Qué le preocupa? ¿Qué le hace sentir alegre o triste?
  2. Esfuerzos – Los esfuerzos son las cosas que hace esta persona para cumplir sus metas.  Aquí podemos describir sus temores, frustraciones y obstáculos que impiden estas metas.
  3. Los resultados – Aquí se destacan los deseos y necesidades de la persona y como ella mide el éxito en los resultados que busca.

Finalmente agregamos que, aunque esta recopilación parezca ser un esfuerzo demasiado grande, la recompensa es enorme para un mayor impacto ministerial, específicamente con el uso de la tecnología. Como hemos dicho, a menudo tenemos una comprensión superficial de nuestras audiencias. Cuanto más conozcamos de nuestras audiencias, al nivel emocional, al nivel de sus inquietudes, al nivel de sus pensamientos, más fácil nos podremos acercar con mensajes y contenidos precisos.

Cuando haya terminado este ejercicio, reúna toda su investigación.  Revísela cuidadosamente y pregúntese como puede servir mejor a este grupo. Empieza a preguntar ¿Dónde se están reuniendo estos grupos en el Internet y como se puede acercar a los miembros?   

Open chat