Acerca de

Introducción

Digital Eclesia comenzó en el año 2020. ¡Sí! De todos los años para comenzar este proyecto, este no es el año que hubiera elegido.

Pero aquí estamos.

Entre el CV19 y las protestas / disturbios de 2020 en los EE. UU., nunca hemos pasado por un período como este. Estamos en aguas desconocidas.

Un llamado para despertar

En medio de los eventos sin precedentes de 2020, se han producido varios cambios sísmicos que tienen enormes consecuencias para las iglesias, los ministerios cristianos y los cristianos individuales.

El mundo recibió un gran impulso tecnológico

Para muchos hogares, empresas e iglesias en todo el mundo, tener que conectarse al Internet casi de noche al día causó un gran impulso técnológico. Como resultado, muchos hogares, iglesias y negocios ahora tienen:

  1. Computadoras más rápidas.
  2. Wifi más rápido.
  3. Nuevas cámaras y micrófonos.
  4. Competencias en Zoom y Facebook en vivo.

El impulso tecnológico no tiene precedentes tanto por su alcance como por la velocidad a la que se ha producido.

Muchas más personas / empresas / iglesias se dieron cuenta de que trabajar desde casa podría ser una alternativa asequible a los costosos edificios, viajes diarios, y otros costos de salir a trabajar.

Por lo tanto, por primera vez, creo que hemos alcanzado una masa crítica de personas que se sienten cómodas trabajando desde casa y en línea.

La iglesia no estuvo preparada y ahora hay menos trabajos

Debido a que el salto tecnológico fue tan rápido, muchas entidades cristianas (iglesias, organizaciones sin fines de lucro, misioneros) no estaban preparadas. Carecían de la experiencia de estar en línea, por lo que estas instituciones lucharon y continúan luchando hasta el día de hoy.

Esto es especialmente el caso en el mundo mayoritario. Nadie sabe cuánto tiempo durará la crisis del CV19.

Sin embargo, lo que es claramente obvio es que hay menos puestos de trabajo disponibles ya que industrias enteras han sido destruidas y muchas empresas están operando virtualmente en el futuro previsible.

El efecto sobre la población del mundo mayoritario ha sido devastador.

¿Qué significa esto?

Los factores anteriores, no solo representan una gran oportunidad para el avance del evangelio, sino también para cambiar la dinámica de cómo las personas trabajan y se ganan la vida.

Ahora hay una audiencia mucho mayor que no le teme a la tecnología.

Muchas más personas / iglesias / empresas ahora tienen una mejor infraestructura técnica que les permite involucrarse más plenamente con la tecnología.

El mundo está llamando a la puerta de aquellas personas / iglesias / ministerios que pueden proporcionar servicios tecnológicos a un precio asequible.

Para aprovechar estas dinámicas, las iglesias deben impulsar sus habilidades tecnológicas y saber cómo explotar el uso de la tecnología para promover el evangelio.

Aquí es donde brilla Digital Eclesia.

¿Qué ofrecemos?

En Digital Eclesia, nuestro objetivo es servir a la iglesia global ayudando a cerrar la brecha técnica.

Hacemos esto en tres formas:

Guías técnicas detalladas: destacamos un proceso o tarea digital esencial que usted puede utilizar para aumentar el impacto de sus ministerios y el evangelio.

Cursos de capacitación independientes: tomamos nuestras guías técnicas detalladas y creamos cursos digitales para que se capacite.

Consultoría personalizada: utilice nuestros kits técnicos para recibir una actualización técnica en un área de su iglesia o ministerio.

Lo que nos distingue

Hay tres factores que nos distingue:

1 – Somos educadores, ministros y misioneros que usamos la tecnología para aumentar el impacto de nuestro ministerio

En primer lugar, somos practicantes de TODO lo que recomendamos.

Nuestro fundador, Gustavo Karakey, es profesor y misionero en el Seminario Bíblico de Colombia en Medellín. Ha estado sirviendo activamente desde 2003, ha vivido en tres países latinoamericanos separados y ha enseñado a estudiantes desde México, Colombia y hasta Argentina.

Gustavo tiene una pasión por la enseñanza y por poder brindar capacitación / contenido de alta calidad a través del poder de la tecnología. Con este fin, Gustavo ha creado seminarios web en vivo y pregrabados, organizado capacitaciones en vivo de Zoom y FB, creado cursos de capacitación y escrito un blog exitoso.

2 – Queremos empoderar técnicamente a la Iglesia del mundo mayoritario

En Digital Eclesia, solo contratamos asistentes virtuales del mundo mayoritario. No hacemos esto simplemente para “mantener nuestros precios bajos”, aunque eso es una gran ventaja. Solo contratamos del mundo mayoritario porque estos son los lugares que mayormente han sufrido por los eventos de 2020.

Son las iglesias y los ministerios del mundo mayoritario que lucharon en la conversión digital. Su equipo, experiencia y conjunto de habilidades faltaron para este período de tiempo.

Por lo tanto, en Digital Eclesia, capacitamos a los asistentes virtuales del mundo mayoritario en algunas tareas técnicas claves que forman parte de los servicios que podemos ofrecer a la iglesia global.

La iglesia global recibe un impulso tecnológico, y nuestros hermanos y hermanas del mundo mayoritario reciben un salario justo por su trabajo. Al mismo tiempo, estamos creando experiencia técnica en docenas, quizás incluso cientos, de iglesias / instituciones a través de nuestros asistentes virtuales capacitados.

3 – Queremos duplicar el Modelo de Digital Eclesia

Actualmente estamos ejecutando una prueba piloto en una ciudad (Medellín, Colombia) con algunos kits técnicos. Nuestro objetivo es aumentar la cantidad de kits técnicos que podemos ofrecer (y así, aumentar la cantidad de asistentes virtuales que podemos capacitar).

Si nuestro programa piloto tiene éxito, nos gustaría duplicar el concepto en diferentes ciudades del mundo para que los cristianos locales puedan replicar nuestro modelo en sus economías locales.

Esto permitiría que cada satélite proporcione servicios personalizados para satisfacer las demandas de los cristianos, las iglesias y los ministerios cristianos locales.

¿Quiere unirse a nuestro movimiento?

Hay varias formas de unirse al movimiento digitaleclesia.

  1. Descargue nuestras guías técnicas y utilícelas en su iglesia / ministerio para aumentar el alcance del evangelio a través de la tecnología.
  2. Únase a uno de nuestros programas de formación de asistentes virtuales. Esta es una oportunidad de desarrollo económico para que capacitemos a sus asistentes virtuales en algunas tareas técnicas básicas. Posteriormente, pueden unirse a una lista de asistentes de Digital Eclesia calificados que están aprobados para brindar servicios de consultoría.
  3. Contrate a uno de nuestros increíbles asistentes virtuales. Si tiene una necesidad tecnológica contrate a nuestros asistentes virtuales calificados (actualmente en español e inglés). Proporcionará un salario justo a sus hermanos y hermanas del mundo mayoritario y ayudarás a mejorar sus habilidades tecnológicas (y las de sus iglesias) en todo el mundo.
Open chat